NIHIL PRIUS FIDE PREGUNTAS Y RESPUESTAS A continuacion algunos preceptos e informacion que atraves del tiempo surgen interrogantes a las personas que entienden pueden estar incapacitadas bajo la Ley del Seguro Social. Define el seguro Social como incapacidad como cualquier impedimento , sea este fisico o mental que mediante evidencia medica se establezca que dicha condicion no le permite trabajar. Poe evidencia medica nos referimos a una condicion y/o enfermedad determinada por un facultativo y que debe esperarse que dicha condicion y/o enfermedad dure o haya durado por un periodo no menor de doce (12) meses o que resulte en muerte. PRESIONE AQUI si identifica alguna condicion senalada. La depresión es considerada como una condición emocional que afecta a  una persona para desenvolverse adecuadamente en la sociedad.  Es una de las causas que inhabilita a un ser  humano en la vida cotidiana y es una condición  que, por el tipo de actividad que llevemos en el  presente, puede conllevar a una incapacidad  severa, o hasta la muerte.  No hablamos de una  depresión simple, conocida como distimia, sino  que los síntomas perduran más de seis (6)  semanas corridas.  El  Attorney’s Illustrated  Medical Dictionary define la depresión como una  melancolía emocional que reduce el  funcionamiento de la persona como una tristeza  mórbida, acompañada de falta de interés de las  actividades acostumbradas, falta de energía y deseo por vivir.  La ley del Seguro Social define la depresión como un desorden  mental caracterizado por al menos cinco (5)  de los siguientes  padecimientos:  Depresión o irritabilidad;  marcada disminución de interés  en las actividades cotidianas o de placer; falta de apetito o aumento de  peso; insomnio;  agitación psicomotora o retardación; fatiga o pérdida de  energía; sentimiento de culpabilidad o de inutilidad; dificultad de  concentración; pensamientos suicidas; alucinaciones o paranoia; o   desorden bipolar, entre otros. La lista es larga y la persona, como señalamos, debe tener cinco (5)  de estas características y deben ser documentadas por facultativos  médicos de que la condición persiste de manera contínua o recurrente.   Estas características deben ser consideradas conjuntamente con la Parte  A del Apéndice 1 de la regulación del Seguro Social. Por incapacidad determinable medicamente se entiende cuando  dicha incapacidad física o mental es el resultado de anormalidades  fisiológicas, anatómicas y/o psicológicas obtenido como resultado de  laboratorios, pruebas clínicas o por diagnósticos técnicos.  Esa  incapacidad mental debe haber sido establecida mediante evidencia  médica científica por hallazgos de estos facultativos y que puedan llegar  a su conclusión mediante observación, exámenes y diagnósticos  realizados en la persona que solicita los beneficios por incapacidad. De usted haber sido tratado por un facultativo médico y éste, luego  de una evaluación ponderada, entender que tiene una depresión mayor,  podría obtener los beneficios por incapacidad del Seguro Social si por  esa condición y/o cualquier otra usted no puede trabajar.  Condiciones de salud …y la incapacidad? El listado de enfermedades y condiciones cubre casi  totalmente el  abanico de enfermedades actuales.  Usted se sorprendería en saber que  su enfermedad o condición está cubierta para propósitos de recibir  beneficios económicos bajo el programa de Seguro Social.  Laas  enfermedades o condiciones tienen que ser de tal naturaleza que le   impidan a usted trabajar.  Dichas incapacidades, sean física y/o mental, deben haber sido  establecidas mediante evidencia médica consistente en síntomas,  laboratorios, exámenes médicos y que éstos, de forma científica y  objetiva, indiquen o sugieran algún tipo de condición y/o enfermedad.  Para que este padecimiento sea considerado como una  incapacidad ante el Seguro Social, se debe establecer que la expectativa  de la condición y/o enfermedad se prolongue por un período de tiempo no menor de doce (12) meses y/o que pueda resultar en un futuro en el  fallecimiento del reclamante.  Es por esta razón que usted debe obtener los récords de su médico de cabecera como prueba principal de su condición. El Seguro Social entiende que los récords de su médico de  cabecera constituyen la primordial fuente de información de su  enfermedad, ya que éstos son los facultativos que a ciencia cierta pueden  establecer un cuadro claro, detallado longitudinalmente sobre una  condición.  La información obtenida por estas fuentes puede de manera  significativa acelerar el proceso para recibir los beneficios del Seguro  Social. Por otro lado, el Seguro Social, en ánimo de verificar la evidencia  médica presentada, puede obtener información de otros recursos para  determinar la complejidad y extensión de su incapacidad, incluso pueden  contratar expertos consultores para examinar a la luz del Reglamento del  Seguro Social si usted se encuentra incapacitado.  Los recursos médicos  aceptables son variados y no se circunscriben a médicos especialistas  sobre alguna enfermedad o condición; por eso es de importancia el  expediente suyo que  prepara su médico de cabecera.  Otras  fuentes  reconocidas por la ley pueden ser psicológos, optómetras licenciados,  podiatras, psiquiatras, y patólogos del habla.  Como usted puede  observar, son muchos los facultativos que en adición a los médicos  pueden servir como fuente de información para establecer condiciones de salud.  Si usted o algún familiar considera que su enfermedad o condición  le afecta para trabajar,  puede ser que usted sea elegible para recibir los  beneficios por incapacidad del Seguro Social. De tener duda o preguntas  haga click aqui.  DETERMINACION DE INCAPACIDAD…QUE ES ? La gran mayoría de las personas no saben o no pueden determinar si  bajo la ley del Seguro Social están incapacitados para trabajar.  Esa determinación de incapacidad no es subjetiva, por lo que  requiere evidencia extrínseca que pueda ser utilizada para establecer  incapacidad.  Para satisfacer la definición de incapacidad usada por el Seguro  Social, la persona con una condición  y/o incapacidad debe reunir o igualar  el nivel de severidad señalado en el  listado de condiciones e  incapacidades del Seguro Social.   Este listado describe decenas de  condiciones desde artritis y alta  presión, hasta asma, condición cardíaca y depresión.  Satisfacer los criterios esbozados en el listado de enfermedades o  condiciones puede garantizar la aprobación de los beneficios del Seguro  Social. Aunque cumplir con lo anterior puede ser concluyente al momento de  aprobar su Seguro Social, lo cierto es que el reclamante debe establecer  que la condición y/o enfermedad es de tal severidad que la persona no  puede ejercer las funciones laborales que antes hacía, dejando de  devengar sustancialmente su forma de ganarse la vida.  Debe entenderse  también que el reclamante no puede ejercer su actual trabajo o cualquier  otro que pueda generar ingresos. Este otro trabajo debe reunir algunos factores  como la edad del reclamante, nivel de educación y  el tipo de trabajo que realizaba.  En otras palabras, a una persona que sufra  trastornos de ansiedad o depresión, no se le  puede requerir trabajos que requieran esfuerzo  mental y/o concentración.  Tampoco se puede  requerir a una persona que no completó sus  estudios de cuarto año una experiencia de trabajo  de un profesional con grado universitario.  Todos estos factores son indispensables para  que una persona pueda recibir los beneficios por  incapacidad, según es definido por el Seguro  Social. Si usted entiende que tiene una condición y/o enfermedad, la cual  impide que pueda trabajar y reúne los otros criterios antes mencionados,  es posible de que sea acreedor de su derecho a recibir los beneficios por incapacidad le podemos ayudar, haga PRESIONE  aqui.  DIFERENCIA ENTRE EL FONDO DEL SEGURO DEL ESTADO Y EL SEGURO SOCIAL Se asombrará saber que estadísticamente se ha comprobado que cerca  del 30% de personas de 20 años o más se han incapacitado bajo la ley  federal. Esta ley que comenzó bajo la administración del Presidente Roosevelt,  allá para la década de los treinta, tenía y tiene como propósito proteger a  aquellas personas que sufren alguna enfermedad y/o condición y que por  este motivo no pueden continuar laborando.  La legislación es de carácter  rehabilitadora, pues está diseñada para cualificar al empleado para recibir  beneficios por incapacidad.  Uno de los requisitos esenciales para recibir los  beneficios es que la condición y/o enfermedad se espera que dure por lo  menos un año o que pueda producir la muerte.    Difiere la ley federal a la del Fondo del Seguro del Estado en que la  primera incapacita totalmente al beneficiario y la segunda tiende a incapacitar  parcialmente.  Una persona bajo el Fondo del Seguro del  Estado puede estar incapacitada un 30% de sus funciones  generales, y para el Seguro Social está totalmente  incapacitada.  En otras palabras, para recibir los beneficios  del Seguro Social, no necesariamente tiene que estar  incapacitado en un 100% de sus funciones fisiológicas  generales. Ahora bien, para recibir estos beneficios, en adición a  tener una condición que se espera dure más de un año o  que puede producir la muerte, tiene que cumplir con los  trimestres de trabajo para su edad.  Dichos trimestres o  créditos se contabilizan desde su último trabajo hacia atrás.  Si se incapacita a la edad de 24 años, debió haber trabajado un año y  medio durante un período de tres años.  Es decir, comenzó a trabajar a los 20  años, trabajó un año hasta los 21, luego estuvo desempleado un año, y a los  22 años comienza a trabajar y se incapacita a los 24 años, pues usted tiene  un total de dos años y medio trabajados y podría cualificar para recibir los  beneficios si tiene una condición y/o enfermedad que haya durado más de un  año. Si se incapacita en o antes de los 28 años, necesitará haber trabajado  por lo menos,   dos años.  Si se incapacita a los 30, debe haber trabajado por  lo menos dos años; a la edad de 60 años, debió haber trabajado nueve años  y medio; y así sucesivamente.     La Oficina de la Administración de Seguro Social puede indicarle a usted el total de trimestres, o mejor dicho, el total de créditos que usted ha acumulado durante su vida como trabajador PROCESO PARA DETERMINAR INCAPACIDAD Según las estadísticas de la Administración del Seguro Social, hay más de 5  millones de trabajadores incapacitados que reciben los beneficios de  incapacidad del Seguro Social.  Casi la mayoría de éstos trabajadores han  recibido pagos del Seguro Social sin haber llegado a la edad de retiro, según  la agencia, para cobrar sus pagos mensualmente como empleado retirado.  Esto de por sí le puede dar una idea de la magnitud del programa de  incapacidad del Seguro Social.   Mucha gente desconoce la  forma y manera de solicitar esos  beneficios.  La realidad, es más  sencillo de lo que aparenta ser.   Lo primero que hay que determinar es la elegibilidad del reclamante.  Esta se  puede constatar si la persona está física o mentalmente incapacitada para  trabajar y que dicha incapacidad dure o haya durado por más de un año o  que se espera que dicha condición termine con el fallecimiento del  reclamante.  Esto es importante, toda vez que los sobrevivientes del trabajador  fallecido pudiera ser que tengan derechos a recibir pagos mensuales por la  condición de su progenitor o esposo. Como señaláramos anteriormente, usted tendría que tener la cantidad de  créditos suficientes al momento de solicitar los beneficios.  Estos créditos o  trimestres trabajados se contabilizarán desde que usted comenzó a trabajar  hasta la fecha de su incapacidad. Para poder recibir los beneficios, usted debe haber tenido la condición o  enfermedad en o antes de la fecha de asegurabilidad (“last day insurance”).   Esa data puede ser obtenida en las oficinas de la Administración del Seguro  Social del distrito donde usted vive. En otras palabras, en adición a su condición incapacitante, debe tener  los créditos de trabajo necesarios, así como haber sobrevenido en o antes de  la fecha última de asegurabilidad.  Si usted enviudó y tiene 50 años o más y  está incapacitado, puede ser que tenga derecho a recibir los beneficios por  incapacidad, aún cuando no haya trabajado o tenga los créditos completos.   La cantidad que habrá de recibir dependerá enteramente del promedio de  ganancias y el récord de trabajo del esposo fallecido.  Si la viuda contrae  nuevas nupcias, estos beneficios cesarán. Para poder obtener los beneficios del Seguro Social por incapacidad de  su fallecido esposo, tiene que estar incapacitada, según se define en la Ley  del Seguro Social; el esposo, a su muerte, debe haber tenido los créditos  suficientes para cualificar para los beneficios de incapacidad y debió haber  comenzado al menos 7 años antes del fallecimiento del esposo; si está  recibiendo los beneficios del Seguro Social como cónyuge viuda o con hijos,  su incapacidad debe o debió haber comenzado al menos 7 años después que  su hijo o hijos advengan a la mayoría de edad; y, por último, si usted se  divorció antes de que el esposo falleciera va a ser elegible, sólo si ambos  estuvieron casados por más de 10 años. Consultenos presione Aqui.  QUE SON CREDITOS?  Para recibir los mismos, el solicitante debe poseer una cantidad de  “créditos”   para ser acreedor de los beneficios.  Estos  “créditos” se computan a base de los  pasados diez (10) años de trabajo realizado por el reclamante antes de radicar una  petición de incapacidad ante el Seguro Social.  Se define por “créditos trimestrales” aquéllos que se computan al año a base  de cuatro trimestres.  Es decir, un año calendario tendrá cuatro trimestres de tres  meses cada uno. El reclamante deberá tener no menos de 20 créditos ganados dentro de un  período de 10 años o menos para cualificar para recibir los beneficios de incapacidad.   Esto quiere decir que el reclamante ha debido haber trabajado un período de cinco  años dentro de este término (10) de años. Estos créditos no necesariamente se computan simultáneamente, pudiendo el  reclamante trabajar por trimestres alternos.  En otras palabras, no tiene que ser un  trimestre tras otro trimestre.  Tampoco un reclamante tiene que haber trabajado todos los días dentro del  período del trimestre, pudiendo incluso, haber ganado el trimestre con tan sólo un día  de trabajo en ese tiempo. Es indispensable que el individuo haya devengado un salario de por lo menos  $700.00 en dicho período.  Es por esta razón que si el individuo devenga los $700.00  en un día  es acreedor de dicho trimestre o crédito.  De igual forma, si la persona no  genera o devenga un salario de más de $700.00 por el período de tres meses, no podrá  acreditar dicho trimestre como crédito.  Si la persona tiene aprobados 20 créditos o más, tendrá derecho a recibir los  beneficios por incapacidad del Seguro Social.  Sin embargo, estos beneficios no serán  tan remunerativos como al de una persona que haya trabajado durante más trimestres.   Es decir, a mayor número de créditos trabajados, mayor puede ser la compensación  que reciba, basándose en las cantidades por él aportadas ante el Seguro Social en cada  trimestre trabajado.  El Seguro Social puede encontrar incapacitado a un reclamante cuando éste prueba que no está apto para realizar un empleo que genere una ganancia económica sustancial (“substancial gainful employment”). Para que este padecimiento sea considerado como una incapacidad ante el Seguro Social, se debe establecer que la expectativa de la condición y/o enfermedad se prolongue por un período de tiempo no menor de doce (12) meses y/o que pueda resultar en un futuro en el fallecimiento del reclamante. El programa de incapacidad del Seguro Social es el programa federal más grande que tiene el gobierno federal actualmente.  Este es uno de los dos programas del Seguro Social, al cual un reclamante tiene derecho a recibir beneficios por su incapacidad.  Este se conoce como Programa por Incapacidad del Seguro Social. . incapacidad en el sistema músculoesqueletal  se subdivide en disfunciones en coyunturas, cirugía reconstructiva, desórdenes de la espina dorsal, estenosis lumbo-espinal, amputaciones, fractura del fémur, tibia, pelvis y quemaduras en tejido.  . El Programa por Incapacidad del Seguro Social paga beneficios a usted y a algunos de sus familiares si ha estado asegurado mientras trabajaba.  Esto quiere decir que será elegible a recibir los beneficios por incapacidad si ha cumplido con los trimestres trabajados, según su edad y tiempo trabajado.  DEPRESION ... BUFETE ZAPATER-LANUZA